miércoles, 22 de julio de 2009

Vías

Difícilmente podrás encontrar algo tan parecido a la vida, a las vidas. Están los ríos, claro. Y las estelas de la mar que diría el poeta. Las vías de un tren a la salida o entrada de una gran estación. Eso es la vida, esas son las vidas. Cruces, recorridos paralelos, separaciones, reencuentros. A veces rápido, a veces lento. A veces tú, a veces yo, a veces nosotros, a veces ellos. Las vías, tus vías, son mi camino, el camino, tu camino.
Nos encontramos.

11 comentarios:

Rosalía dijo...

Adoro los trenes; he viajado y viajo muchísimo en tren, desde pequeña.

Mi abuelo paterno era ferroviario y cuando era pequeña, y él ya no trabajaba, siempre daba paseos con él hasta las vías de Marchena, campo a través. Le encantaba ...

Esta entrada ha sacado muchos recuerdos guardados. Gracias.

Luz de Gas RadioBlog dijo...

Y que no pase el tren y no nos enteremos

Un abrazo

Luz de Gas RadioBlog dijo...

Ay, el tren de Marchena Rosalía que recuerdos

Rosalía dijo...

Luz de Gas, es de las pocas estaciones que aún no se ha perdido de los pueblos de por allí; sigue teniendo bastante uso.

Y mira, a ambos nos trae recuerdos ... Bsos.

Darilea dijo...

El tren, y los trenes vagones que encierran despedidas y reencuentros.
Sí la vida es un tren y nosotros viajamos a sin maquinista que nos guié hacía viajes a ninguna parte.
Besitos.

Zapateiro dijo...

Qué entrada más bonita Antonio. Te sienta bien la "soledad".

Un beso grande.

El callejón de los negros dijo...

Rosalía... sin duda recuerdos bellos... también tengo los míos, quizás alguna vez los transforme para el relatario ... recuerdo paseos en bicicleta para ir a ver pasar un tren entre arrozales...

Luz por eso hay que mirar hasta donde alcance la vista...

Darilea... es una de mis debilidades... me sueltas en una estación y hecho la mañana mirando y gozando con idas y venidas...

Zapat... bueno, gracias, pero no me sienta muy bien.. no estoy acostumbrado... prefiero tener bulla alrededor... aunque aprovecho para ver / hacer alguna cosa diferente.

NOS LEEMOS.

Antonio

nykaa dijo...

Me encanta el cercanías tanto como el autobús ya que a través de sus cristaleras puedes segir formando parte del mundo, viendo lo que a través de ellas te ofrece, odio el metro bajo tierra ajena a lo que hay sobre mi cabeza jaja.
Preciosa fotografía ya que es algo diario, cercano a nosotros, eso lo hace más bonita aún.
Saludos y suerte en el concurso.

El callejón de los negros dijo...

nykaa coincidimos en los de los trenes, todos, y los de cercanías más por la proximidad del territorio a explorar, incluso por la cotidianidad que cuando vas en largo recorrido no vives de la misma manera...
saludos
Antonio

Oriana P. S. dijo...

Me encantan los trenes.

"Rieles", lo asocio con "ríeles". Porque para mí viajar en tren incluye una esperanza secreta. La añoranza del lugar que se deja y la ilusión del lugar al que se va.

Siempre me ha pasado que sonrío cuando voy en tren (hasta ahora).

El callejón de los negros dijo...

Estamos enganchaos a sus vías... irremediablemente.

Gracias por tus visitas Oriana

Antonio