miércoles, 3 de diciembre de 2008

Días

Eras el símbolo inequívoco de que se trataba de un día grande, un día en el que no se cocinaba, se cocían otras cosas, posiblemente día de salidas a algun lado, días de retorno, mañanas apresuradas de tardes de trajes y ceremonias, no lo se, no había tiempo, y el comer era un trámite que había que pasar. Y alguien decía 'Voy a por unos pollos y patatas fritas a La Florida.' Y ya estaba resuelto el tema. Cada uno tiene su misión en las grandes ocasiones. Ahora se ha abierto mucho el mercado, las pizzas que traen en una moto, el arroz tres delicias y los rollitos de primavera que no traen en bicicleta, y riquísima comida elaborada, incluso pollos rellenos. Es igual pero no es lo mismo.

3 comentarios:

La gata Roma dijo...

Jo a esta hora… Hoy íbamos a encargar un pollo, pero por lo visto hay que comerse no sé que cosa para que no se eche a perder… el pollo tendrá que esperar, mal que me pese…
Kisses

Luz de Gas dijo...

Pobrecito tan abierto de patas y tan dispuesto y yo de dieta.

El callejón de los negros dijo...

No os preocupéis siempre estarán así, esperándonos. 'Das mas vueltas que un pollo asao', lo dice el sabio (y contradictorio a la par) refranero español.

Sin olvidar aquel mítico ' Tienes más mala cara que los pollos de Simago, que en lugar de piar, tosen'

Saludos con salsa y patatas fritas.

Antonio