miércoles, 7 de enero de 2009

Ópera


Se trata de un tema sobre el que, todo hay que decirlo, no podría hablar mucho tiempo. En directo sólo he visto una, fue Carmen, en el Teatro Maestranza. En la televisión o en casa de mis padres si que he escuchado algunos trozos, donde si que son más de ir al año a ver un par de ellas. Aunque lo que les gusta es la zarzuela... ahí si que podría recordar algunas cosillas, incluso a mi padre vestido de maño interpretando trozos... pero de estos otros señores sacando torrentes de aire para poner los pentagramas con las lacas hacia atrás, no, no, pero es porque no lo llevo metido en la sangre, la música clásica la estoy aspirando desde hace no mucho, más cercano me queda la música medieval, andalusí, la antigua... de algunos conciertos en el Lope de Vega, aquel 'Hespérion XX' de Jordi Savall pero estas señoras magníficas flotando en la tarima mientras sus voces se alzan sobre los pescuezos de los presentes, y es que para mi la trama debe ir entendiéndose, como una copla, mientras se escenifica y no de la forma en que se entera uno de lo que pasa en la ópera. De la que me queda mucho por aprender ... seguro... pero de momento me quedo con lo que me dijo un colega,
Lo mejor de la ópera es el morbo de escucharla mientras se hace el amor
(y si es escondido entre las tarima del gallinero, con la soprano partiéndose el pecho, entonces, ay, entonces, es algo sublime)

8 comentarios:

América dijo...

Acertado comentario que me ha hecho sonreír,la copla es la copla te llega directo,de alguna manera derechito al corazón,aunque una buena Aria puede abrazarnos de vez en cuando.

Luz de Gas dijo...

Pues entre bambalinas no es una experiencia desdeñable.

Tampoco he podido frecuentar mucho la ópera aunque algunas he visto, precisamente recuerdo ver Carmen hace años, íbamos invitados por x motivos, no nos vestimos nada discretos y nos ponen en un palco donde nos veía todo el mundo, que fuerte.

La que recuerdo con más cariño una que vi en la sala b del Maestranza sobre el tabaco. ahora mismo no recuerdo el nombre, acabamos hasta intimando con el tenor.

Saludos

ROSALÍA dijo...

Tampoco yo podría decir mucho, por no decir nada, acerca de la ópera, pues he visto muy poco y en TV.

Pero me ha traído muchos recuerdos la zarzuela, que sí que echaban antes en la TV y me encantaba verlas.

Feliz año! Bsos.

radioblogueros dijo...

¡¡Hola!! Desde “La Radio de los Blogueros” nos encantará contar contigo. Te cuento: cada viernes de 19:05 a 20:00 (hora española), en Punto Radio Sevilla, emitimos un programa pionero en la radio difusión y dedicado, exclusivamente, al mundo del blog: tertulias blogueras, entrevistas, trucos para aplicar en nuestro blogs y, lo que más nos gusta, la lectura en directo de todos los comentarios que nos van llegando desde cualquier rincón del mundo.
¿Cómo escucharnos? Pinchando el logotipo de Punto de Radio en la página http://laradiodelosblogueros.blogspot.com. Escúchanos, escríbenos. Somos muchos y queremos ser muchos más.
Un saludo. Te damos la bienvenida y, sobre todo, no olvides decirnos desde qué lugar nos escribes.

El callejón de los negros dijo...

América la música nos abraza aún teniéndola encerrada en un cristal...

Mago de la radio digital entre bambalinas ... evitando ser pisado por el regidor de escena....

ROSALÍA habrá que montar el día de la zarzuela (no donde vive como reyes algunos..) en internet y pasarlo en grande...

Saludos
Antonio

ROSALÍA dijo...

... que no entiendo porqué no podríamos montar el día la zarzuela (donde viven como reyes algunos), en plan día de camping: con nuestros tapers, nuestra ensaladilla, nuestra tortilla, ... si total, fijo que parte la hemos pagado nosotros ...

La gata Roma dijo...

Yo ya sólo escucho óperas en italiano, porque en alemán me cuestan.. como tú dices, es la forma de enterarse, una pantalla negra con letras grises, a que descerebrado se le ocurriría eso…
De todas formas, a veces ocurre lo que oí explicar a Serrat; uno está viendo La Boheme, y de momento la diva hace: ojooh ojooh… Y con esa tos te tienes que creer que esa mujer de noventa kilos, sonrosada y exultante tiene tuberculosis y va a morir en el acto siguiente…. Pero bueno, es un caso extremo, y la verdad es que La Boheme es mi ópera favorita
Kisses

El callejón de los negros dijo...

Opera country..., ROSALÍA


Manijera me has traído el recuerdo de la película Amadeus, y por cierto los de Oriente me dejaron el libro 'gordo' de Serrat.

Muchos de esos a las dos.

Antonio