miércoles, 11 de febrero de 2009

Moreau

El Doctor Moreau tuvo su isla,
otros tienen una habitación con juguetes.
Cualquier cosa puede ocurrir
en un tarde de sábado.
Con lluvia y frío.

4 comentarios:

ROSALÍA dijo...

Jugar con un niño es de lo mejor que existe. A mí me recarga.

Yo tengo una mega-colección de juguetes de los kinder, y los suelo montar con mis sobrinos. Nos encanta!

Luz de Gas dijo...

La imaginación lo es todo, no dejes nunca de jugar con ellos.

el aguaó dijo...

Lo bueno es sorprenderse con el resultado. O no... démosle paso a la imaginación.

El callejón de los negros dijo...

Muchas veces hay que escucharlos como montan la historia para luego incorporarse y estar a su nivel... que es mucho más alto que el de los adultos.

Antonio